Viciosa del sexo anal

Esta alemana está muy cachonda y cuando su novio vuelve del trabajo se pone encima de la cama y se saca las tetas para ponerle muy cachondo. Le saca la polla del pantalón y empieza a comérsela. La agarra fuerte con la mano y se la mete toda en la boca, notando cómo va poniendo cada vez más y más dura para ella. El tío la pone a cuatro patas, le quita la ropa y se la mete toda dentro de su culito, que siempre está abierto y preparado para lo que sea. Vuelve a la polla y se la come otra vez. El tío le mete una botella de vino en ese culito tan tremendo que tiene su novia y se lo abre mucho. Luego vuelve a meterle la polla y la folla duro, metiéndosela hasta el fondo en su culo abierto. Al día siguiente, la alemana se coloca un dildo en la pared que le folla el culo mientras ella le come la polla a su novia, metiéndosela toda en la garganta. A ella lo que de verdad le gusta es que le follen bien el culo y lo disfruta mucho.