Usando sus juguetes al despertar

Esta chica se despierta y se da cuenta de que está muy cachonda. Seguramente haya tenido un sueño húmedo y se ha despertado muy acalorada y eso hay que calmarlo. Empieza a acariciar todo su cuerpo, pasando sus dedos lentamente, lo que la pone aún más cachonda. Baja hasta su coñito y lo acaricia lentamente y luego lleva los dedos a la boca para probar sus flujos. Saca un vibrador del cajón y se lo mete entero en el coñito, moviéndolo rápido mientras gime muy cachonda y se frota el clítoris. Se pone a cuatro patas y se folla con el vibrador como si fuera una polla de verdad, disfrutando muchísimo ella solita con su juguete. Saca otro vibrador y se lo coloca en el clítoris, para que vibre mientras se penetra con el otro más grande. La jovencita acaba corriéndose con un increíble orgasmo y ya se queda más relajada.