Una mujer que solo sirve para follar

Este tío ha hecho un pedido por internet y está esperando a que se lo traigan. Está super impaciente porque ya tiene ganas de abrirlo. De repente, llaman a su puerta y su paquete ya está. Mete la enorme caja en su casa y la abre muy contento. Se encuentra con una muñeca realística, toda para él. Pero en realidad no es una muñeca, es una chica real y se la va a follar. Observa todo su cuerpo y lo toca, poniéndose muy cachondo. La jovencita rubia se pone de rodillas delante de él, le saca la polla y empieza a comérsela toda. La agarra fuerte con su mano y chupa con ganas, poniéndola durísima solo para ella. El tío la pone a cuatro patas en el sofá y la revienta metiéndole su enorme polla en ese pequeño coñito, dándole mucho placer. La pequeña chica se pone encima de él y le cabalga rápido, saltando encima de su polla, haciendo que sus tetas no paren de botar. El tío la coge en brazos y la revienta, metiéndole toda su polla dentro del coño. Acaba poniéndola de rodillas y echándole toda la leche en la boca y por toda su carita.