Una buena paja después de masturbarse ella

Esta preciosa morena está en el sofá con las piernas abiertas masturbándose. Ni siquiera se ha quitado la ropa, solo ha apartado su tanguita y está frotando su húmedo coño para darse mucho placer. Mientras ella se masturba su novio la observa y se pone muy cachondo y cuando ella acabe le tocará a él. Se quita la ropa y agarra su polla dura con las manos y la pajea rápido, para que esté dura del todo solo para ella. La coge con las dos manos y pajea muy rápido mientras escupe para tenerla mojada. Le mira a su novio con esa carita de viciosa y no para de menear su polla, dándole mucho placer. Le dice que le encanta su polla y quiere que le dé toda su leche. Se pone de rodillas delante de él y sigue pajeándola cada vez más rápido hasta que su novio se corre por todas sus tetas.