Sirvienta negra cabalgando la polla de su jefe

A esta tremenda negra la contratan para limpiar una casa. Al llegar, el dueño de la casa está dentro y se queda viendo cómo limpia su nueva empleada. Al ver su increíble cuerpo, no tarda en ofrecerle un aumento de sueldo por tener sexo con ella. La negra es una morbosa y además, necesita algo de dinero extra para sus caprichos, así que acepta el trato. Se desnuda para su jefe y le pone muy caliente. Se mete su polla en la boca y la llena de saliva para que deslice por sus carnosos labios. Se la mete entera en la boca y no para de chuparla hasta que el tío le pide que le folle. La negra se pone encima de él y empieza a mover su tremendo culazo, cabalgándole rápido mientras gime. Se mueve muy bien y el tío no puede aguantar mucho más, no tarda en darle toda su leche, además de su enorme aumento de sueldo.