Se trae a una guarra a casa después de la fiesta

Este tío salió de fiesta y conoció a una tía borracha y muy viciosa. Estaba tan cachonda que no le importó ir a su casa para echar un buen polvo. El tío le arranca la ropa, la tumba en su sofá y empieza a comerle el coño a la zorra. La rubia no para de gemir y le agarra de la cabeza, empujándole contra su coño para que lo chupe más rápido. Se pone de rodillas delante de él, le saca la polla del pantalón y empieza a comérsela toda. Se la mete toda hasta la garganta y no para de chuparlo, sintiendo toda la erección dentro de su boca. Se pone encima del tío y empieza a cabalgarle, saltando rápido encima de su polla. El tío la agarra del culo y la empuja contra su polla para que toda la polla entre dentro de la guarra y así reventarla. Le da unos buenos azotes en el culo y se lo deja muy rojo, pero eso a ella le encanta. No para de cabalgar su polla y le restriega las tetas por la cara para que se las coma todas. El tío no aguantará mucho más a esta rubia tan guarra.