Se la chupan sus hermanastras

Este tío está en el salón intentando estudiar pero desde la habitación de su hermanastra se escuchan extraños ruidos. La chica está con su amiga dentro de la habitación y no paran de reír. El tío va a ver lo que está pasando y ve por la puerta que las chicas no paran de tocarse sus preciosas tetas y eso le pone muy cachondo. Las chicas empiezan a comerse la boca y el tío entra en la habitación sin querer y le echan. Al día siguiente está estudiando otra vez y viene su hermanastra. La tía empieza a ponerle cachondo y le saca la polla del pantalón. Se pone de rodillas y la chupa, empapándola toda con saliva mientras le mira con esa carita de viciosa. Luego viene la otra chica y entre las dos se la comen hasta sacarle toda la leche. Al día siguiente la historia se repite, pero esta vez el tío puede follárselas, reventando sus pequeños coñitos hasta darles toda la leche en la boca.