Rubia de ojos azules le saca toda la leche

Esta preciosa rubia tiene muchas ganas de rabo. Tiene carita de inocente, pero en el fondo es una guarra de mucho cuidado. Se pone delante del tío y no para de decirle guarradas, poniéndole muy cachondo. Poco a poco se va quitando la ropa mientras sigue mirándole con esa carita de zorra. Se tumba en la cama y le enseña su increíble cuerpo. No para de tocarse esas tetas tan increíbles, poniendo sus pezones muy duros. Aparta su tanga y se lo frota por el clítoris, haciendo que su coñito se moje. Se pone de rodillas delante de él, agarra su polla y se la mete toda en la boca. La pajea rápido y le mira con esos ojos azules. Lame toda su polla y la pone durísima. El tío la tumba en la cama y la folla duro mientras ella se frota el clitoris hasta correrse.