Pelirroja quiere que la follen duro

Esta preciosa pelirroja se quita toda la ropa para que le den un buen masaje. Se tumba en la camilla y se restriega, rozando su coño contra la tela. Llega el tío que le va a hacer el masaje, que es su novio y empieza a tocar todo su cuerpo. La pelirroja se pone muy cachonda y no quiere que le dé un masaje, solo quiere que la folle duro, que se la meta toda en su precioso coñito. Empieza a comerle la boca y el tío se baja el pantalón para que ella le coma la polla. La pelirroja la coge con la mano y la lame toda, mojándola bien y luego se la mete en la boca. chupa con ganas y gime como una perra, notando lo dura que se pone en su garganta. El tío la pone a cuatro patas, le mete su polla en el coño y empieza a follarla. La preciosa pelirroja no para de gemir y suplica que no deje de follarla. El tío cada vez se la mete más y más rápido, dándole mucho placer. La tira sobre la camilla y la folla mientras ella se frota el clítoris y gime sin parar. Agarra su polla con las dos manos y la pajea hasta sacarle toda la leche.