No para de azotar a su alumna

A esta jovencita la castiga el profesor porque se porta muy mal en su clase. La colegiala siempre está hablando y distrayendo a los chicos porque va vestida de forma muy provocativa. El profesor se lo está explicando y ella se pone muy cachonda. Se da cuenta de que él la desea y empieza a masturbarse delante de él. Se sube la falda y él no puede resistirse a darle unos buenos azotes por lo mal que se ha portado. La colegiala se pone de rodillas delante de su profesor y le saca la polla del pantalón, chupándola con ganas. El tío la coge en brazos, haciendo un 69 y le lame bien el coño para meterle su enorme rabo dentro y follarla muy duro. La pone contra su escritorio y la destroza, metiéndole toda la polla de golpe dentro de ese coñito tan pequeño. La chica se pone encima de él y le cabalga, saltando rápido encima de su polla mientras no para de gemir y acaba recibiendo toda su leche en la cara.