Mi compañera de la residencia es una viciosa

Esta preciosa jovencita estaba muy cachonda, así que decidió llamar a un compañero de la residencia para que viniera a follarla. Es un tío al que ya se había follado antes, pero luego él tuvo novia y no podía ser. Se pone muy sexy para él y le recibe en lencería. El tío se pone cachondísimo, le arranca la ropa y la tira sobre la cama. La pone de lado y empieza a follarle, metiéndole toda la polla de golpe. La tiene durísima y la folla muy rápido, haciendo que la jovencita gima como una perra mientras se frota el clítoris. Cuando su coñito está bien abierto y húmedo el tío intenta meterle la polla en el culo, pero se da cuenta de que no entra, pero él tiene muchas ganas de seguir follándola, así que se la vuelve a meter en el coño y la folla hasta que no aguanta más y se corre para ella.