Mi alumna más buenorra me chupa la polla

Esta jovencita va a la clase de un profesor suyo porque la ha castigado. Resulta que es una chica muy traviesa y siempre se está portando mal, así que el profesor la castiga, teniendo que leer ella un libro durante una hora. Ella es tan vaga que prefiere seducir a su profesor antes que leer. Se sube encima de su mesa y empieza a zorrear con él y el tío no puede resistirse. Su alumna está tremenda, así que el tío aprovecha y se saca la polla. La morena la agarra con la mano y se la mete entera en la boca, chupando con ganas, empapándola con su saliva para que deslice por su coñito.  El tío la tumba en su escritorio y lame su coño para que entre su polla gorda dentro de la alumna. Poco a poco empieza a meterle la polla y la revienta porque es muy gorda. La colegiala no para de gritar de placer y recibe unos buenos azotes por parte de su profesor. Se pone encima de él y le cabalga, saltando rápido encima de su polla mientras gime como una perra, hasta recibir toda la leche dentro de su boca.