Mamada con corrida en las gafas

Este tío tiene mucha suerte porque a la zorra de su novia le encanta comerle la polla. Le da la cámara, se pone de rodillas delante de él y empieza a comerle la polla. Abre bien la boquita y se la mete toda entera, empapándola con su saliva para que esté bien húmeda y deslice bien por sus labios. Mientras le come la polla, mira a través de sus morbosas gafas poniendo carita de zorra como a él le gusta. Chupa despacio, haciendo presión en el capullo para darle mucho placer a su novio, haciéndole una tremenda mamada. El tío la pone a cuatro aptas y le mete toda su polla grande en su coñito prieto y la folla duro, haciendo que gima como una perra y mueva su culito para follarle toda la polla. El tío está tan cachondo que no aguanta más, así que la pone de rodillas y se corre por todas sus gafas.