Le espera a cuatro patas

La novia de este tío es una cachonda y le encanta follar. Cada vez que llega a casa tiene que reventarla con su polla y darle mucho placer porque si no ella se enfada. La chica se quita la ropa y se pone a cuatro patas en la cama y entonces es cuando él se la mete entera en su pequeño coño y la folla muy duro. La tía no para de gemir como una perra cachonda y suplica que no pare de follarla, que le dé bien duro como a ella le gusta. Se pone de rodillas delante de él y lame su polla, empapándola entera. Se la frota por la carita y eso le pone muy cachondo. Se pone encima de él y le cabalga, saltando rápido encima de su polla hasta que ya no aguanta más y el tío se corre en su cara de guarra mientras ella sigue masturbándose.