Le chantajea con un buen polvo

Este hombre viene a ver una casa y se la encuentra abierta. No está la dueña y es algo muy extraño. De repente, entra una chica y viene a lo mismo que él, viene a ver la casa. La chica le llama a la dueña para ver si viene y les atiende, pero la dueña le dice que tardará un rato porque le ha surgido un problema. A la chica le encanta la casa, así que le ofrece una mamada al tío para que renuncie a la casa y él acepta. La chica se desnuda para él, se pone de rodillas y empieza a comerse su polla. La chupa muy despacio mientras le mira a los ojos, haciendo que le entren muchas más ganas. De repente, empieza a chuparla mucho más rápido, pero sin dejar de mirarle. La rubia se pone encima de él y le cabalga, saltando rápido encima de su polla mientras gime como una perrita cachonda. El tío la pone a cuatro patas en el sofá y la folla duro, azotando su precioso culito hasta correrse por toda su carita de viciosa.