La increíble escena porno de Tori Black

Todos sabemos muy bien que a nuestra Tori Black le encantan las pollas. Es ver una y se pone muy cachonda y no puede evitarlo. Se pone de rodillas delante del tío y empieza a comerse su polla, chupándola con muchas ganas mientras pone su mítica carita de guarra. Tiene una cara preciosa y ella sabe muy bien qué hacer con una buena polla. La agarra con la mano y la pajea rápido mientras le mira a los ojos. Se pone encima del tío y empieza a cabalgarle, saltando rápido encima de esa polla tan gorda mientras gime como una cerda. El tío la tira encima del sofá y la folla muy duro, hasta que Tori Black se pone de rodillas y vuelve a hacerle una tremenda mamada hasta sacarle toda la leche y comérsela.