Jovencita rubia quiere mi leche

A esta preciosa jovencita rubia le encantan las pollas. Le gusta comerse una buena polla y que sea solo para ella, para no tener que compartirla con nadie. La chica no para de sonreír y se le nota en la carita que es una chica muy traviesa y morbosa. Poco a poco empieza a desnudarse y enseñarnos su precioso cuerpo. Se frota los pezones y los pone muy duros. Se pone de rodillas delante del tío, le saca la polla del pantalón y empieza a lamerla. Pasa su lengua por toda la polla para humedecerla bien y luego se la mete en la boca. Abre bien su boquita y se mete toda la polla hasta la garganta, chupando muy bien, notando toda la erección dentro de su boca mientras mira con carita de viciosa. Se pone encima del tío y empieza a cabalgarle, moviéndose rápido encima de su polla mientras le dice guarradas para ponerle muy cachondo. El tío la folla duro encima de la mesa y luego la pone de rodillas para que reciba toda su leche.