Girl Scout consiguiendo clientes fijos para sus galletas

Esta jovencita va vendiendo galletas vestida de scout para ganarse sus insignias. Llama a las puertas para que le compren y así puede conseguir sus insignias. Llama a una de sus casas habituales y el tío no quiere comprarle hoy las galletas. A la chica le sienta muy mal y se pone triste, no entiende por qué no quiere comprar sus galletas y se va. Al día siguiente se da cuenta que una de sus compañeras va a casa de ese hombre y entra dentro de su casa para que le compre galletas, así que los espía por la ventana. Se da cuenta de que su compañera le está chupando la polla, así que ella decide hacer lo mismo. Otro día se cuela en la casa del tío y se desnuda esperando a que él llegue. El tío llega y se da cuenta de que está ahí la preciosa jovencita pelirroja. La chica le saca la polla del pantalón y empieza a comérsela. La agarra fuerte con la mano y chupa con ganas, metiéndosela toda hasta la garganta, notando toda la erección dentro de ella. Se abre de piernas y se masturba para mojarlo bien. Se sube encima de él y empieza a cabalgarle, moviéndose encima de su polla. Se le pone el coño bien rojo porque es pequeño y la polla es bien grande, pero a ella le encanta. El tío la coge en brazos y la folla duro hasta correrse por toda su carita.