Facial después de una espectacular mamada

A esta jovencita rubia le encantan las pollas. Se le nota en la carita que es una joven muy traviesa y viciosa y no para de provocar. Acaricia su precioso cuerpo y se mete los deditos en la boca y los chupa como si fueran una polla. Se mete la mano dentro del pantalón y se frota el clítoris, poniendo al tío muy cachondo. Se arrastra hasta él, le saca la polla del pantalón y se la mete toda en la boca. Empieza a comérsela toda, lamiéndola bien para que esté húmeda y deslice por sus labios. La agarra con la mano y la pajea mientras lame el capullo. Abre bien su garganta y se la mete toda dentro hasta casi ahogarse con la enorme polla. Al sacar la polla de la boquita escupe encima y la pajea con las dos manos, notando lo dura que está gracias a ella. Baja hasta los huevos y los succiona, empapándolos con su saliva mientras menea la polla. Le hace una increíble mamada al tío y él le da toda la leche en la carita con un tremendo facial.