Cumplo dieciocho y lo celebro con un polvo

Hoy es el cumpleaños de la novia de este tío, así que compra un trozo de tarta y pone las velas para que ella las sople. Cumple dieciocho años y por fin ya es mayor de edad. Le lleva la tarta al sofá donde se quedó dormida y le da una sorpresa despertándola. La preciosa rubia sopla las velas y empieza a comerle la boca a su novio. Los dos se ponen muy cachondos y empiezan a quitarse la ropa mientras tocan sus cuerpos. Ella le pringa la tarta por toda la cara y juegan. El tío va a limpiarse y al volver se la encuentra con las piernas abiertas y masturbándose muy cachonda. Se le acerca y empieza a lamerle el coño, mojándolo entero y dándole mucho placer a la dieciochoañera. La chica le saca la polla del pantalón y empieza a comérsela. Se la mete toda en la boca y se la come entera mientras le mira con carita de viciosa, dándole mucho placer. El tío la pone a cuatro patas y la folla duro mientras azota su precioso culito. La rubia gime como una perra cachonda y suplica que no pare de follarla hasta que su novio se corre por toda su cara.