Consuela a su amigo con una buena mamada

Este tío está sentado en el sofá lamentándose porque le ha dejado su mujer. Ha llamado a una amiga para no estar solo porque está muy mal. La amiga ha llegado y él se pone a contarle lo que ha pasado. La chica aún no sabía nada y se siente muy mal por su amigo y quiere consolarle, pero consolar es algo que se le da muy mal, así que decide hacerlo de otra forma, dándole un poco de diversión y placer. Empieza a tocarle y el tío se sorprende mucho, no quiere que siga haciéndolo, pero se pone tan cachondo que no puede resistirse. La chica le pone la mano en la polla y nota cómo su erección va creciendo. Le saca la polla del pantalón, se quita toda la ropa y se la traga toda. Se pone de rodillas delante de él y lame toda su polla, mojándola bien. Cuando la polla está bien húmeda se la mete entera en la boca y chupa rápido. El tío la agarra de la cabeza y la empuja contra su polla para follarle toda la boca y eso a ella le encanta, la pone muchísimo y su coñito no para de mojarse. Baja hasta sus huevos y se los mete enteros en la boca mientras pajea su polla sin parar. Se pone a cuatro patas a su lado y el tío le masturba el coñito mientras ella se come su polla para mantenerla cachonda y que lo haga mejor. Se pone de pie junto a ella y le echa toda la leche en la boca para alimentarla por lo bien que se ha portado.