Ama de casa aburrida se presenta a un casting porno

Esta tía es una madre de familia aburrida que quiere emociones fuertes en su vida así que decide presentarse a un casting porno. Al llegar al casting se sienta en el sofá y el tío empieza a hacerle preguntas sobre su vida para romper un poco el hielo y para que pueda relajarse. La tía empieza a desnudarse para enseñar su cuerpo y la verdad es que para ser madre, está bastante bien. Se pone a cuatro patas y abre su culito para que podamos verlo bien. Coge un vibrador y se lo restriega por el clítoris, haciendo que su coñito se moje bien y le dé mucho placer. Se mete el vibrador en la boca y lo lame para probar cómo sabe su coñito. Se acerca al tío, se pone de rodillas y empieza a comerse su polla. La agarra fuerte con la mano y chupa con ganas, metiéndosela toda hasta la garganta. Cuando la polla está bien húmeda, se tumba en el sofá y el tío empieza a follarla, metiéndole toda la polla hasta el fondo, haciendo que sus preciosas tetas no paren de botar. La tía baja hasta su polla y chupa rápido, haciendo que le eche toda la leche en la boca y luego la limpia bien.