Agente de inmobiliaria cachonda se folla a su cliente negro

Esta preciosa agente de inmobiliaria ha quedado con un cliente muy rico para buscarle una casa. Mientras habla con él coge una botella de champán y se ponen unas copas y se las toman. A la chica le encanta su cliente negro y no para de zorrear con él. Empieza a comerle la boca y a tocar todo su cuerpo, poniéndola muy cachonda. Poco a poco se van desnudando y poniéndose los dos muy calientes. La chica le saca la polla del pantalón, se pone de rodillas delante de él y empieza a comerle la polla, metiéndosela toda en la boca. Entran dentro de la casa, van al dormitorio y allí siguen. El negro la pone a cuatro patas y poco a poco le mete su enorme polla dentro de su pequeño y prieto coñito. Empieza a follarla muy despacio hasta que su coñito se moja bien, entonces empieza a follarla más rápido. La chica se pone encima de él y le cabalga, saltando rápido encima de su polla. El negro la coge del culo y la empuja contra su polla para metérsela toda hasta el fondo y follarla duro. Finalmente la chica se pone de rodillas y recibe toda la leche en su carita.